Cruzada nacional contra el hambre. Experiencia mexicana de desarrollo social para el combate a la desnutrición

Modelo integral de desarrollo social, comunitario, la nutrición y el neurodesarrollo infantil

Abelardo Avila-Curiel

Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán, México DF. México.

Introducción/Objetivos. El Plan Nacional de Desarrollo 2013- 2018 de los Estados Unidos Mexicanos establece como eje estratégico hacer efectivo el ejercicio de los derechos económicos, sociales culturales y ambientales de toda la población a través del acceso a una alimentación suficiente, saludable y de calidad, a servicios de salud, educación, seguridad social, agua potable, drenaje, saneamiento, electricidad vivienda digna e ingreso económico suficiente, como base para el desarrollo social. En el marco jurídico nacional se reconocen la universalidad, integralidad, progresividad, exigibilidad y justiciabilidad de estos derechos, así como la obligación irrenunciable del Estado Mexicano de garantizarlos, protegerlos, y respetarlos. Para la realización de estos derechos por parte de la población en situación de pobreza alimentaria y carencia de acceso a otros satisfactores básicos, el Gobierno Federal impulsó la estrategia denominada Cruzada Nacional contra el Hambre(1), en cuyo marco El Modelo Integral de Desarrollo Social, Comunitario, la Nutrición y el Neurodesarrollo Infantil(2), tiene como objetivo integrar un modelo para atención y protección de la población infantil en las comunidades de marginación y pobreza extrema. Desarrollo. El MIDECONN se basa en un enfoque de derechos, teoría de sistemas complejos e inteligencia epidemiológica. En el enfoque de derechos asume como prioridad el interés superior de la infancia, reconoce las carencias de acceso a los mismos por parte de cada uno de los niños que vive en las localidades en las que se lleva a cabo, identifica su magnitud y la capacidad institucional y social de procurar los bienes y servicios requeridos (3). El modelo de atención se basa en la identificación de toda la población infantil en situación de riesgo y daño en su estado de nutrición y neurodesarrollo. El modelo es operado por promotores comunitarios de educación inicial, capacitados, apoyados y supervisados por personal técnico del Instituto Nacional de ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán. En una primera fase se procede a apoyar a la población en situación de alto riesgo mediante el apoyo específico con asistencia alimentaria, consejería, capacitación a la madre para los cuidados generales y específicos que requiera el infante, así como la referencia y acompañamiento a los servicios de salud y asistencia social pertinentes. Con el enfoque de sistemas complejos se jerarquizan los determinantes que afectan el acceso pleno a una buena nutrición, salud y neurodesarrollo, aplica y desarrolla indicadores e instrumentos que permitan identificar y propiciar la intervención, la interacción y las sinergias favorables de las diferentes instituciones públicas y privadas que operan en el entorno de la comunidad. El sistema de inteligencia epidemiológica implica el análisis a escala individual y agregada de los indicadores de acceso a derechos, en calidad de determinantes de riesgo, daño y desarrollo óptimo de la población materno-infantil, así como la identificación nominal, geo-referenciada y dinámica de todos los individuos y variables asociadas, su procesamiento en tiempo real y reporte automatizado, con plena transparencia social y protección de los datos personales. El modelo privilegia la evaluación por el resultado efectivo de las acciones de los programas de salud, desarrollo social y económico en el bienestar humano, en vez de indicadores de cobertura, gasto o volumen de acciones. Durante 2014 el Mideconn se llevó a cabo en 190 localidades de alta y muy alta marginación en los estados de Guerrero, Oaxaca y México, habiendo atendido a más quince mil niños de diez mil familias, la gran mayoría de ellas indígenas en condiciones de pobreza extrema. Se obtuvieron resultados favorables en la reducción de la mortalidad (80%) y la desnutrición infantil (12%) a los cuatro meses de operación del modelo. Conclusiones. El modelo de inteligencia epidemiológica basado en derechos se presenta como una alternativa viable para alcanzar no sólo el abatimiento de la desnutrición infantil, sino para promover el bienestar y desarrollo humano en comunidades marginadas en situación de extrema pobreza. Referencias. 1.México. Programa Nacional México Sin Hambre 2014-2018. Secretaría de Desarrollo Social. México, 2014.en: http://dof. gob.mx/nota_detalle_popup.php?codigo=5343098. Acceso 1 de junio 2015. 2.Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán. Modelo integral de desarrollo social, comunitario, la nutrición y el neurodesarrollo infantil. http://mideconn.nutricionenmexico.org.mx/index. php?option=com_content&view=featured Acceso 1 de junio 2015. 3. Organización Mundial de la Salud. Derechos humanos, salud y estrategias de reducción de la pobreza. Organización de las Naciones Unidas. Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos. Ginebra, 2009.